Entorno

Dirección de contacto: Plaza Mayor de Chinchón, 38 (bajo los soportales) - 28370 Chinchón

RESERVAR

El Hotel Plaza Mayor se encuentra ubicado en un entorno inmejorable gracias a las numerosas y variadas atracciones turísticas que ofrece el pueblo de Chinchón. Son más de 250.000 personas las que visitan cada año la localidad y se trata de un pueblo situado a 50 kilómetros de Madrid, concretamente en la ruta de las Vegas, denominada así porque todos sus pueblos se aprovechan de las vegas de regadío que proporciona en río Tajuña a su paso por estos lares.

Declarado Conjunto Histórico Artístico por la Dirección General de Bellas Artes en 1974, Chinchón guarda su historia entre casonas de una antigua y muy leal nobleza monárquica, entre los muros de sus célebres castillos y junto a la alargada sombra de su “torre sin iglesia o de su iglesia sin torre”. Pasear por sus calles, sus empedrados, sus cuestas y disfrutar de la arquitectura de sus casas, típicamente castellanas, es un auténtico placer que conviene realizar en la mañana, la tarde o al ocaso.

Sin embargo, la Plaza Mayor es la imagen más conocida de la arquitectura popular: soportales de varias plantas que han sido escenario de numerosas películas y corridas de toros. Un zoco los sábados, puntos de reunión de los lugares y escenarios de sus corridas de toros o de sus representaciones teatrales.

La Plaza Mayor de Chinchón, está considerada como una de las más bellas del mundo por su armonía y proporciones. Se trata de una clásica plaza medieval, de arquitectura popular, cuyas primeras casas son soportables y balcones que se construyen en el siglo XV, quedando totalmente cerrada en el siglo XVII. Es uno de los mejores ejemplos de plaza porticada castellana que surgió extramuros de la villa como explanada para acoger ferias comerciales y ganaderas. Tiene una figura irregular y una estructura sencilla, formando un conjunto de construcciones de tres plantas, con galerías adinteladas y 234 balcones de madera.

Han sido muy numerosas las actividades realizadas en la misma: fiestas reales, proclamaciones, corral de comedias, juegos de cañas, corridas de toros, ejecuciones, autos sacramentales, actos religiosos, políticos y militares, plató de cine y otros.
Desde la edad media los lugareños hacían vida vendiendo la cosecha, el ganado y cerrando transacciones económicas, también era el lugar donde los foráneos comerciantes traían sus mercancías para hacer negocio en el pueblo. Actualmente la mayor parte de estas viviendas son negocios de restauración y venta de gastronomía típica como es el pan preñao y otros dulces.